Buscar
  • MARIANELY FIGUEROA

Me siento triste: Qué cosas puedo hacer para sentirme mejor

Actualizado: jul 15

Holisssss, durante estos últimos meses, nos ha tocado enfrentar situaciones un tanto difíciles y sé que a muchos de nosotros nos ha resultado complicado poder permanecer positivos y felices la gran mayoría del tiempo. Además de la pandemia, puede que estés enfrentando un despido laboral, haber finalizado tu relación con tu pareja, perdiste un ser querido o alguna otra cosa, y esto ha hecho que nos sintamos tristes o desmotivados. Es por esto por lo que quiero compartirles las cosas que, en lo personal, me hacen sentir mejor y ayudan a eliminar esas emociones negativas que podamos experimentar.

1. Leer un libro

Jeje, obvio que tenía que poner esta en primer lugar. Me apasiona la lectura. Cuando estamos tristes, por lo general estás pensando obsesivamente en ese tema y no puedes sacarlo de tu mente. Leer, nos ayuda muchísimo a desconectar y sumergirnos en un nuevo mundo. Además, que leer nos ayuda a expandir nuestro vocabulario, aprender cosas nuevas y ver el mundo desde otros puntos de vista. Si eres de las personas que te gusta leer, pero no a gran escala, te recomiendo una aplicación que se llama Medium. Es una aplicación que descubrí hace poco tiempo y ME ENCANTA. Te permite personalizar los temas que te apasionan y leer sobre ellos, ya sean: belleza, amor, tecnología, empresas, comida, salud, ciencias, productividad, entre otros.

2. Escuchar un podcast

Siguiendo con el punto anterior, leer o escuchar un podcast son las cosas que más disfruto hacer mientras me tomo una tacita de café. Si eres de las personas que no le gusta leer nada, nada, nada, tienes la opción de escuchar algún podcast. Es un formato que se está popularizando muchísimo, relajado, de una conversación en la que casi te sientes parte y que es una fuente de aprendizaje “manos libres”. Puedes escucharlo en cualquier momento, mientras limpias, guías hacia destino lejano, haces ejercicio o cuando estés preparándote algo de comer. Hay un podcast que se ha vuelto mi favorito y se llama: “Se Regalan Dudas”. Trata sobre la necesidad de cuestionarse todo lo que se encuentra a nuestro alrededor y aprender sobre el por qué de las cosas, cómo suceden y sus propósitos. Me gusta mucho escucharlos porque solo necesito ponerme mis audífonos y comenzar a aprender.

3. Hacer ejercicio físico

Mucha gente considera que el único propósito de hacer ejercicios es para ganar músculos, tener cuerpo de modelo y vernos bonitos, y la realidad es que no. Hacer ejercicios tiene muchos beneficios. Luego de un largo día de trabajo complicado, salir y hacer un poco de ejercicio, nos ayuda a reducir grandemente el estrés. Por otro lado, nos ayuda a mejorar nuestra autoestima, ya que vernos bien físicamente nos hará sentir bien. En mi caso, me encanta hacer ejercicio en las mañanas, me ayuda a ser más productiva durante el día y a tener más energía. Me siento capaz de hacer todo lo propuesto y más. Si no eres una de esas personas que hace actividad física todos los días, con que lo hagas al menos tres días a la semana mejorará tu estado anímico en cantidad. Te lo recomiendo.

4. La naturaleza

Cosas tan simples, como levantarse temprano para ver el amanecer o por lo contrario, un atardecer, caminar por la playa, acampar, hacer un picnic en el parque, ir a un río, entre otras cosas, permiten que nos adentremos en ella y nos alejemos del trabajo, el estrés, el constante ajetreo diario y recargarnos.

5. Escuchar música

Soy de las personas que la música le acompaña en cualquier actividad que realiza. Uno de los géneros que más disfruto escuchar cuando me siento agobiada o estresada es el jazz, incluso cuando me siento feliz. Luego de darme un buen baño de agua caliente, me gusta encender una velita y escuchar jazz. Me ayuda a entrar en un estado de relajación, permitiéndome reducir el estrés, concentrarme mejor y ser más optimista. Incluso, cuando más fluye mi creatividad, es cuando escucho jazz. Les recomiendo escuchar a Zammy Oswald, un pianista y compositor sumamente talentoso de Mayagüez, les dejo el enlace aquí, por si desean darse la vuelta.

6. Evitar el uso excesivo de la tecnología

Es cierto que la tecnología tiene grandes beneficios, pero el permanecer por tanto tiempo detrás de una pantalla pueden ocasionarnos problemas en nuestra salud en general y eventualmente en nuestro estado anímico. Hay varios estudios que demuestran que el uso excesivo de las redes sociales aumenta los sentimientos de depresión, ansiedad, inferioridad y soledad. Son plataformas en las que en su mayoría solo se muestran apariencias, éxitos, logros, parejas perfectas, físicos perfectos y los viajes más deseados. Pero, no se muestran los fracasos, los problemas, los esfuerzos, las frustraciones y lágrimas detrás de esos logros y tendemos a compararnos y sentirnos inferiores por no tener eso que otras personas “tienen”. Alejémonos de las redes de vez en cuando, disminuyamos el consumo excesivo de ellas, para así poder enfocarnos en nuestro bienestar y en lo que podemos lograr.

7. Acude a un psicólogo

Cuando ves que la tristeza persiste, la ayuda de un profesional de la salud mental puede sernos de gran ayuda. Un psicólogo puede brindarte las herramientas necesarias para identificar el problema y cortarlo de raíz.


¿Qué cosas te gusta poner en práctica cuando estás triste que te ayuda a sentirte mejor? Déjamelo saber en los comentarios.

72 vistas3 comentarios
subscríbete a musas inquietas

© 2023 por Secretos de Armario. Creado con Wix.com